Thursday, November 25, 2010

Democracia Representativa y Regla Fiscal en Colombia

Una de las virtudes de la democracia representativa sobre la democracia participativa es que en ella, como su nombre lo indica, el ciudadano hace una elección para que sea otro quien lo represente, lo cual promueve el debate y la deliberación de los representantes en torno a los temas que le preocupan a la sociedad. Es decir, si el grueso de la población participa de una elección, como en un referendo, es de esperarse que las decisiones de buena parte de los ciudadanos sean resultado de un bajo nivel de deliberación y, más bien, respondan a juicios subjetivos, preconcepciones y campañas publicitarias, en vez de ser el producto de un debate concienzudo. En un escenario representativo es de esperarse que un voto a favor o en contra de un proyecto de Ley tenga un sustento real, esté fundamentado en argumentos fuertes y pase por una etapa de deliberación abierta.

El día de hoy, la comisión primera del Senado de la República -a cargo, entre otros, de las reformas a la constitución- aprobó en su tercer debate el proyecto por el cual se busca elevar la sostenibilidad fiscal al nivel de derecho constitucional. Independientemente de los argumentos a favor y en contra de dicha propuesta -sobre lo que hablaré en los próximos días- queda un sinsabor respecto al mecanismo que generó este resultado.

La votación inicial se llevó a cabo ayer con un resultado de nueve votos a favor del proyecto de reforma constitucional y nueve en contra, lo que obligaba a la repetición de la votación en la sesión de hoy. Para molestia de más de uno de los asistentes, justo antes de dar su voto el Senador Juan Carlos Rizzetto del Partido de Integración Nacional (PIN) se levanta de su curul, permanece en el recinto y guarda silencio. Como resultado de esto, la votación queda con nueve votos a favor y ocho en contra, con lo cual el proyecto queda con vida para pasar a los siguientes debates en el Congreso.

Inmediatamente los Senadores Avellaneda del Polo Democrático y Luis Fernando Velasco del Partido Liberal manifestaron su inconformismo respecto al procedimiento de la votación. Su argumento: el reglamento de la institución obliga a todos los Senadores presentes en el recinto a votar ya sea a favor o en contra de las propuestas sometidas a escrutinio; las abstenciones no son válidas. La respuesta del Senador Nestor Iván Moreno del Polo, no podía ser menor al decir que "Rizzetto le vendió su voto al gobierno".

Más allá de si hubo venta del voto o no, es muy lamentable la calidad del mecanismo por el cual se cambia un voto o, se genera una abstención -lo cual en este caso viene siendo lo mismo. Sin explicación alguna, estando presente en el recinto y violando la norma, Rizzetto se abstiene, cambia el resultado y el resto de los Congresistas aprueba la decisión prácticamente como si no hubiera pasado nada raro. Más aún, las voces de protesta de los Senadores en contra del procedimiento son totalmente ignoradas y, en palabras de Velasco, reflejando su molestia: "vamos a decirle al país que pasó lo que no pasó" (es decir, afirmar que Rizzetto estaba ausente en la votación, lo que sí justificaría su abstención).

Volviendo al argumento del inicio, me pregunto acerca de la legitimidad de una democracia representativa donde los mismos mecanismos generados para el proceso de toma de decisiones son violados tajantemente sin despertar un repudio por parte de la totalidad de la institución, y que dejan como única opción mentirle al país. ¿Acaso no son ellos representantes del pueblo para dar un debate serio y abierto acerca de la conveniencia de los proyectos para el país? ¿No es una reforma constitucional un asunto suficientemente importante, como para merecer una explicación clara acerca de la razón de un voto –o una abstención? ¿Es válido aceptar vicios de forma en los mecanismos por medio de los cuales se representa el querer del país?

Ahora, deja mucho que desear un proyecto de reforma a la constitución como el de incluir la sostenibilidad fiscal en ella, que da uno de sus primeros pasos con vicios de forma tan grandes como los vistos en el debate de hoy. Recordemos los enormes problemas generados a partir de este tipo de fallos de procedimiento (Yidis, Teodolindo,…), y el lastre tan lamentable que han dejado para el país. No es de sorprender que sea la Corte  Constitucional quien en muchos casos deba tomar una posición más firme sobre las decisiones que toman quienes están en deber de representarnos.

3 comments:

  1. Rafael Andrés Barrera G.November 28, 2010 at 8:03 PM

    Bueno, esto que ha sucedido es otra muestra más de lo que ha venido sucediendo en estos años. Para recordar:

    1. La aprobación de la extradición de los jefes paramilitares en horas de la madrugada en el 2008.

    2. La aprobación del referendo reeleccionista (“para” Uribe III) en horas de la madrugada después de haber convocado al Congreso a sesiones extraordinarias.

    La solución que se daba por parte de Uribe a algún problema era decir que cualquier falla de sus subordinados él las asumía como propias y hacía el llamado de atención respectivo, que a la hora de la verdad no era nada. Pero claro que a la gente estos actos de valentía les parecían lo mejor pues el señor daba la cara (por que él le podía dar en la cara al resto).

    Se sigue presentando es una muestra del legado de Uribe y de todas las triquiñuelas de las que se vale la mafia y los mal llamados representantes del pueblo para salirse con las suyas.

    Se ve buena parte de estos personajes no representan sino sus propios intereses y lo único que los mueve es su conveniencia personal y la de sus “grupos de interés”, que realmente no tienen nada que ver con mejora alguna de las condiciones de vida de las personas que se supone que están representando. Es entendible que sólo aparezcan en época electoral haciendo recorrido por todo el país “supuestamente escuchando a la gente” y “mostrando interés” por la solución de los problemas de las regiones.

    Finalmente, no es nada extraño que un miembro del PIN sea el protagonista de esta falta.

    No sólo importan los fines, también los medios son importantes para alcanzar fines loables. En nuestro caso ni lo uno ni lo otro.

    ReplyDelete
  2. Rafael Andrés Barrera G.November 29, 2010 at 7:52 PM

    Algo que salió hoy en El País de España con respecto a la información que sacó wikileaks. Definitivamente los viajes en la madrugada son bastante apetecidos.

    "[...]Las respuestas a estas presiones abarcan un amplio espectro, muchas son conciliadoras, otras conniventes y algunas rotundamente negativas. Ocurre, por ejemplo, con un secretario de Estado, sondeado confidencialmente para lograr la extradición acelerada de un traficante de armas y que, sin perder el tono, recuerda al representante de la nación más poderosa del planeta que jamás pondrá al personaje en cuestión "a las tres de la madrugada en un avión" rumbo a Estados Unidos, porque en España los procesos se cumplen con garantías y transparencia.

    Envío el vínculo: http://www.elpais.com/articulo/internacional/Zapatero/usa/politica/exterior/ganar/puntos/Espana/elpepiint/20101129elpepiint_2/Tes

    ReplyDelete
  3. Con el cuento de la democracia participativa y protagonica en Venezuela, Chavez ha vuelto el pais la propia MIERDA!
    Las dictadoras de izquierda y las dictaduras de derecha solo representan al grupo gobernante.
    Fuera los militares golpistas comunistas ladrones, mentirosos y forajidos de Venezuela!

    ReplyDelete